DESCARGAR BROCHURE

Verano y calor no es sinónimo de inactividad. El sedentarismo o la falta de actividad física no es nada beneficiosa para nuestro cuerpo y a la larga para nuestra salud. En estos meses de temperaturas más altas podemos optar por otras estrategias a la hora de hacer deporte y llevar a cabo nuestros habituales entrenamientos. Lo importantes es llevar una vida sana y activa durante todo el año.

 

Hoy en día, las urbanizaciones se han convertido en ese refugio donde sentirnos seguros, tranquilos y donde llevar a cabo un montón de actividades deportivas sin necesidad de salir fuera. En este sentido, el Residencial Jardín de Cervantes es un proyecto urbanístico sin precedentes en Alcalá de Henares. Se ha diseñado al milímetro para que todos los propietarios participen activamente de sus zonas comunes, también durante los meses calurosos de verano.

 

Hemos creado un estilo de vida saludable en torno a sus extensas zonas verdes porque los espacios naturales empujan a las personas a llevar esa vida sana y activa tan beneficiosa. Unas zonas comunes para disfrutarlas los 365 días al año.

 

Ejercitate en nuestra piscina.

Salimos de las viviendas para encontrarnos con la propia naturaleza. Senderos entre los jardines y alrededor del lago del residencial que invitan a dar largos paseos a buen ritmo. Una actividad cardiovascular estupenda que ayuda a desconectar de la rutina y a mantenerte en forma.

 

 

Sal a correr por El Jardín de Cervantes.

Además, en Jardín de Cervantes encontramos que cada edificio de viviendas tiene sus propias instalaciones; como un estupendo gimnasio abierto todo el año y equipado para que lleves a cabo tu circuito deportivo personal, una piscina exterior con solárium y otra piscina cubierta con spa para que los largos meses de invierno puedas seguir practicando ejercicio en el agua.

 

Hay muchas razones para elegir vivir en Jardín de Cervantes, pero una de sus principales motivaciones son sus espacios verdes y sus equipamientos comunes. Y tú ¿cómo te mantienes activo durante todo el año?

Arquitectura y naturaleza. En el residencial Jardín de Cervantes las viviendas se funden en un ecosistema natural y sostenible compuesto por sus 15.000 m2 de impresionantes jardines privados. Una vegetación formada por más de 20 especies distintas que se caracterizan por su bajo consumo en agua, junto a un lago sostenible que logran una urbanización singular y única que se abre paso en la localidad de Alcalá de Henares.

 

Comprometidos con el medioambiente, hemos diseñado las zonas comunes de Jardín de Cervantes, como un entorno tranquilo y saludable para los propietarios que quieran formar parte de un proyecto medioambiental como éste.

En busca del bienestar de sus propietarios

Construimos de forma eficiente, incorporando elementos de la naturaleza y evitando materiales de construcción poco duraderos. Además, las fachadas de los edificios están aisladas e impermeabilizadas.

 

 


Fieles a la corriente de la arquitectura biofílica, nuestro residencial está diseñado para conseguir el máximo bienestar de los propietarios. Buscamos crear unos hogares acogedores, modernos y en conexión con la naturaleza. Pensando en un estilo de vida saludable y sostenible gracias al conjunto de instalaciones que hemos creado en las zonas comunes; como las piscinas cubiertas y de exterior, spa, gimnasio, y los amplios jardines y senderos para pasear, sentarse a leer, charlar con los vecinos o practicar deporte de forma conjunta o individual.

Un residencial sostenible con certificado Breeam

Hace ya algunos años que la eficiencia energética y la sostenibilidad tienen un peso importante en la construcción de viviendas. Cada vez vemos más proyectos que siguen estas reglas en el diseño de un proyecto residencial. La mejor manera de asegurar la eficiencia del edificio y de medir el grado de respeto medioambiental son las certificaciones.

 

Jardín de Cervantes tiene el reconocimiento del prestigioso certificado Breeam, un sello internacional que reconoce la sostenibilidad de la edificación más avanzada en 10 categorías: salud y bienestar, gestión, energía y transporte, agua, residuos, materiales, contaminación, uso ecológico del suelo e innovación.