25/05/2021

La urbanización con los mayores jardines privados de Madrid

¡Seguimos adelante! Las distintas fases de construcción de la grandiosa urbanización de Jardín de Cervantes, con 15.000 m2 de extensión, progresan a un ritmo acelerado. Cada día se va consolidando este conjunto residencial ubicado en Alcalá de Henares. Desde el primer día ya se pueden contemplar los extensos jardines privados y un singular lago sostenible que dan cuenta de cómo serán los espacios comunes dedicados a mejorar la calidad de vida de nuestros propietarios.

 

Esta urbanización estará formada por un conjunto de 450 viviendas de 1 a 4 dormitorios, con amplias terrazas que se asoman a los espacios verdes como un gran mirador que conecta con la naturaleza. Un hermoso paisaje que te acompañará desde el amanecer hasta el crepúsculo.

Una ventana a la naturaleza

¿Sabías los numerosos beneficios para la salud que tiene rodearse de tanta naturaleza? La incorporación de la vegetación en las urbanizaciones es cada vez mayor. Una tendencia real que los propietarios demandan por todos los beneficios que conlleva.

 

En Jardín de Cervantes hemos optado por un singular diseño basado en la biofilia, es decir, introducir espacios verdes y elementos naturales como el agua en espacios urbanos como este conjunto residencial. Nuestro objetivo es promover el bienestar, la salud y el confort físico y emocional de los propietarios.

 

El resultado es arquitectura y naturaleza que se funden en un entorno tranquilo; un pequeño ecosistema formado por flores, plantas, árboles, arbustos de hasta 20 especies distintas. Un hábitat natural en medio de una ciudad como Alcalá de Henares.

 

Las zonas comunitarias de este residencial se convierten en un refugio donde sentirse seguro, tranquilo y donde poder llevar a cabo un montón de actividades deportivas y de ocio, sin necesidad de salir de la urbanización. Amplios y cómodos caminos se abren paso entre los extensos jardines que conectan cada edificio de las viviendas con los equipamientos comunes; formados por un gimnasio, zonas infantiles, aparcamientos para bicicletas y las piscinas, tanto la cubierta como la de verano.

 

Jardín de Cervantes sigue adelante, dando forma a un proyecto arquitectónico y medioambiental sin precedentes en todo Madrid.